El Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Jaén se crea el 21 de mayo de 1959 tras su segregación del Colegio de Málaga y como consecuencia de la labor realizada por un grupo de funcionarios de la Administración del Estado que nombró como primer Presidente a Don Francisco Gaya Gual.

 

En aquellos momentos el Colegio no contaba con sede propia, por lo que las Asambleas se realizaban en el antiguo edificio de Sindicatos, Jefatura Agronómica, Caja Rural o incluso en la Delegación Provincial de Agricultura.

 

Será a partir de 1.965, momento en el que toma el relevo como Presidente Don Nicolás Tobaruela Martos, cuando el empeño de este transforma en objetivo prioritario del Colegio la búsqueda de una sede.

 

El escaso número de peritos agrícolas colegiados hizo que los problemas del colegio se multiplicaran llegando a plantearse la posibilidad de volver a integrarse en otro colegio de mayor envergadura.

 

Buscando soluciones a estos problemas, se intento atraer a los profesionales de sector creando delegaciones que por proximidad geográfica a los interesados pudieran facilitarles su relación con el Colegio y consecuentemente su interés por el mismo. Con tal fin se crearon dos delegaciones una en Ubeda y otra en Andújar.

 

Gracias a las gestiones del Presidente Sr. Tobaruela con el jefe de la Estación de Olivicultura y Elaiotecnia Don José Ferreira Llamas se consiguió que el Colegio tuviera un lugar dentro de la estación, en el cual se desarrollaban sus funciones, allí estaba depositada la documentación relativa al mismo, se celebraban las reuniones de la Junta de Gobierno e incluso las Asambleas Generales.

.

La colaboración del Sr. Ferreira con el Colegio de Peritos Agrícolas fue excepcional por lo que fue nombrado Colegiado de Honor.

El aumento del número de colegiados fue haciendo necesario la búsqueda de locales de mayor capacidad para la celebración de las Asambleas y pensar en la adquisición de un local para sede permante del Colegio.

 

La adquisición de la primera sede de la que el Colegio dispuso se realizo siendo Presidente Don José Ignacio Rojas Serra, como anécdota señalar que el mobiliario de la misma fue aportado por diferentes colegiados de forma desinteresada.

 

Esta sede era de reducido tamaño y solo permitía realizar las labores administrativas propias del Colegio y las reuniones de la Junta de Gobierno.

 

Con posterioridad y queriendo llevar a cabo un antiguo deseo de poder realizar las Asambleas Generales en nuestra propio Colegio y siendo Presidente Don José María Cañete Mora y, dado que la evolución del mismo iba a mas, se abordo la adquisición de una nueva sede de mayor superficie que es la que se posee en la actualidad y que momentáneamente cumple con las necesidades de nuestro colectivo.

 

Hoy la realidad del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Peritos Agrícolas de Jaén es que cuenta con 235 colegiados, es una institución consolidada y arraigada en la sociedad jiennense, y por lo tanto, bien distinta a la de sus primeros y difíciles inicios.